top of page
  • Foto del escritorDr. Ludwing Bacon

La batalla de prevención contra el cáncer en tiempos de pandemia tiene bajo diagnóstico

Diario Las Américas entrevista con el doctor Ludwing Bacon por Judith Flores


Los chequeos médicos tardíos por temor a acudir a una clínica u hospital debido al contagio del COVID-19 está causando efectos en la detección temprana de enfermedades como el cáncer, situación que podría tener un alto costo a futuro.


MIAMI – La crisis sanitaria que se ha generado en el mundo a causa de la pandemia del COVID-19, ha propiciado un bajo diagnóstico en enfermedades como el cáncer, esto debido al temor que produce en muchas personas acudir a un hospital o a la consulta médica ante los riesgos de propagación del virus, explicó el doctor Ludwing Bacon, especialista en medicina Interna, con subespecialidad en oncología y máster en pulmón.



Esa situación, dijo el especialista, tiene un impacto negativo debido a que no acudir a la atención médica en tiempo, podría traducirse en una menor sobrevivencia debido a que la enfermedad es detectada en estados más avanzados. El impacto no solo se produce a nivel de salud del paciente, la detección tardía causa un mayor costo económico.


El cáncer es la segunda causa de muerte en el mundo, cada año ocasiona aproximadamente 10 millones de fallecimientos.


“En el año 2020 se diagnosticaron 4 millones de casos nuevos de cáncer en América Latina y 1.4 millones de personas murieron. El 57% de los nuevos casos de cáncer y 47% de las muertes fue en personas menores de 69 años, en plenitud de vida podríamos decir”, afirmó el doctor Bacon.


Mientras que en Estados Unidos se diagnosticaron casi 1.9 millones de nuevos casos de cáncer en 2020. Un total 606.520 perdieron la vida por la enfermedad, de acuerdo con estadísticas de autoridades de Salud.


En Estados Unidos los expertos coinciden en que las interrupciones en el acceso temprano a la atención médica del cáncer concluirán en aumentos posteriores significativos en los diagnósticos de etapas avanzadas que pueden incrementar las tasas de mortalidad por cáncer.


En ese sentido, el doctor Bacon hizo alusión a un estudio en el Reino Unido que encontró que la disminución del tamizaje o el retraso de tres meses en el diagnóstico de un paciente reduce la expectativa de vida en un 10% a 10 años, y hasta un 30% cuando el retraso es de seis meses.


“De forma global podríamos decir que ha habido entre un 30% a 45% de disminución de diagnósticos de cáncer en estados tempranos lo cual impacta en la supervivencia y la cura en los pacientes. También cuando los pacientes les pronostican estados más avanzados de alguna u otra forma involucra una mayor carga económica para el paciente, al sistema de salud, y a la familia porque un paciente que a lo mejor hubiese estado curado con una cirugía, con un estado avanzado va a necesitar quimioterapia, radioterapia, cirugía y demás”, dijo el especialista en cáncer.




El doctor Bacon sostiene que la telemedicina ha sido una herramienta fundamental de atención al paciente en tiempos de pandemia, pero al final las personas tienen que acudir a una clínica u hospital.


“Es empleada para el seguimiento de los pacientes con algún diagnóstico, por supuesto es una herramienta que va a servir para darle pauta a los pacientes que tengan una sintomatología sospechosa de cáncer, pero definitivamente que no sustituye a la consulta clínica ni a la necesidad de realizarse algunos exámenes cuando estos están indicados. Por ejemplo, no podemos sustituir una mamografía de telemedicina, podemos hacer una consulta sobre el resultado de la mamografía, pero el paciente debe asistir para realizarse una colonoscopía, el papanicolaou u otros exámenes. Es una herramienta que nos ha venido a facilitar los procesos, ha venido a disminuir las visitas médicas, pero hay que estar claro que no va a sustituir la consulta clínica como tal”, explicó el especialista en oncología.


Recomendaciones


El doctor Ludwing Bacon dijo que es prioridad la vacunación contra el COVID-19 para pacientes oncológicos, que constituyen un grupo de riesgo al contraer el virus debido a que les puede ocasionar complicaciones más graves.


En ese sentido explicó que las recomendaciones en tiempos de pandemia deben estar dirigidas en la prevención y control del COVID-19 en pacientes oncológicos porque es un grupo vulnerable.


Otra recomendación es la creación de mecanismos alternativos para asegurar la atención.

“Creo que es importante señalar que hay algunos procedimientos que son una urgencia en oncología como el cáncer de recto, que no puede esperar, un paciente con un carcinoma de piel podría esperar, tres cuatro semanas, es importante la estratificación del diagnóstico de los pacientes en categorías para determinar la prontitud con la que hay que actuar, pero en términos generales creo que la implementación de una estrategia permite la oportunidad diagnostica, prevención, y muy importante el tratamiento, es parte del éxito de seguir combatiendo el cáncer en tiempos de pandemia”, puntualizó el experto.



46 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page